Seguro de vida: ¿cómo poder cobrarlo?

Entre todos los tipos de seguros que una persona puede contratar como para sentirse más tranquila, evidentemente uno de los que más ha crecido en los últimos tiempos es el seguro de vida, para aquellos que quieren que su familia esté cubierta. Las últimas estadísticas que analizaremos a continuación dejan ver claramente cómo el seguro de vida se está volviendo una tendencia cada vez más buscada por los usuarios y clientes españoles.

PUBLICIDAD

Seguro de vida

En efecto, los datos de entes especializados dejan ver que “unas 30.000 familias todos los años salen de una situación preocupante gracias a tener un seguro de vida” que fuera contratado previamente por el interesado, como es lógico. De acuerdo a la Memoria Social del Seguro, el promedio indica indemnizaciones de una media de 25.000 euros, que cubren en un 32% de los casos invalidez y en un 68% de los casos fallecimientos directamente.

Llegados a este punto, es muy probable que ante la posibilidad de en algún momento ser beneficiario de un seguro de vida quieras saber cómo poder cobrarlo, y por eso vamos a enseñarte algunos detalles importantes a continuación. Una ventaja en estos casos es cuando el beneficiario y tomador del seguro coinciden, lo que sucede en el caso de la invalidez, pues entonces una vez pagos los impuestos, el seguro se paga al cabo de unas pocas semanas.

Por supuesto, mucho más difícil es cuando el seguro de vida lo tiene que cobrar un familiar, que incluso en algunos casos puede llegar a desconocer la existencia del mismo, y las estadísticas indican que incluso el 10% de éstos nunca se cobran. Para quitarte todas las dudas al respecto, lo primero que debes hacer es acudir al Registro de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento, que depende del Ministerio de Justicia.

Luego tenemos que ponernos en contacto con la entidad que ha expedido el seguro de vida, para conocer todos los detalles del mismo y comenzar con los trámites que te permitirán cobrarlo sin tener que esperar mucho más tiempo. Normalmente los cobradores son el cónyuge o los hijos en estos casos, y lo único que resta es, al momento previo de cobrar el dinero, pagar lo correspondiente al Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

PUBLICIDAD

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies