El Gobierno obliga a los bancos a provisionar otros 30.000 millones para sanear el ‘ladrillo

El Gobierno obliga a los bancos a provisionar otros 30.000 millones para sanear el ‘ladrillo’

El Gobierno obliga a los bancos a provisionar otros 30.000

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la segunda reforma financiera del Gobierno de Mariano Rajoy en poco más de tres meses con una diferencia básica respecto a la anterior. Y es que mientras que el decreto de febrero se centró en provisionar los activos del sector del ladrillo declarados problemáticos, en esta el foco se ha puesto en el crédito teóricamente sano, para el que se exigen también fuertes provisiones, que el ministro De Guindos ha cifrado en 30.000 millones de euros. En la rueda de prensa posterior al Consejo, la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría ha anunciado que el Ministerio de Economía encargará a dos expertos independientes la valoración de toda la cartera inmobiliaria de las entidades financieras, tal y como había solicitado Bruselas. La nacionalización de Bankia ha estado presente en la rueda de prensa con dos mensajes: el de De Guindos asegurando que Rato dejó la presidencia de la entidad por decisión “personal” y el de Sáenz de Santamaría confirmando que el Gobierno procederá al relevo del gobernador del Banco de España cuando expire su mandato, el próximo 12 de julio.

PUBLICIDAD

El ministro de Economía, Luis de Guindos ha justificado esta nueva reforma financiera, la cuarta que se lleva a cabo y la segunda desde que gobierna el PP, destacando que si existen dudas sobre los bancos es difícil que pueda fluir el crédito para la recuperación económica. Por ello se encomienda a su departamento que nombre a dos entidades aseguradoras para que hagan la valoración de la cartera inmobiliaria de los bancos y despejen las incertidumbres. La vicepresidenta, por su parte, ha explicado que las medidas que ha adoptado el Gobierno en este terreno tienen como finalidad incrementar la credibilidad y la confianza y sacar al mercado las viviendas que los bancos tienen en su cartera a precios razonables.

En segundo lugar, se ha aprobado el decreto ley para el saneamiento de las entidades financieras, acometiendo así la segunda etapa de la reforma que se inició el pasado mes de febrero. Entonces, se incrementaron las provisiones sobre la parte problemática de la cartera inmobiliaria de los bancos, que supuso un esfuerzo de unos 44.000 millones de euros más otros 10.000 para una provisión genérica, es decir, 54.000 en total.

En esta segunda fase, se actúa sobre los activos no problemáticos del sector promotor y del sector constructor. El nivel de provisiones se incrementa del 7% al 30%, del orden de unos 30.000 millones, hasta finales de 2012. De Guindos ha relatado como a 31 de diciembre, la situación más complicada la arrojaba el crédito a promotor, que acumulaba unos 310.000 millones de euros. “Este esfuerzo adicional de provisiones se tiene que hacer con cargo a sus resultados“, ha dicho De Guindos pero, si ello no fuera posible, cosa que Economía tiene asumida, podrán recurrir al FROB que inyectará capital en los bancos “vía acciones o a través de bonos convertibles”, los conocidos como cocos. El ministro ha insistido en que esto no supone “ningún tipo de ayuda pública” a los bancos ya que la devolución de los fondos exigirá el pago de un interés del 10 %, “el doble de lo que está pagando el Tesoro a esos plazos”. Los bancos tendrán cinco años para devolver todo el dinero público.

A partir de ahora, los bancos deberán provisionar los créditos para la compra de suelo al 52 %, las promociones en curso al 29 % y la promoción terminada al 14 %. Una vez acometidos estos saneamientos, la banca disfrutará de una cobertura del 45 % en su cartera de crédito para la promoción inmobiliaria. Los bancos cuentan con un mes, hasta el 11 de junio, para comunicar al Banco de España cómo piensan acometer estos saneamientos.

‘Bancos malos’

Los bancos estarán obligados a traspasar antes de que acabe 2012 todos sus activos inmobiliarios problemáticos a otras sociedades especializadas en gestionarlos. El Gobierno insistía en las últimas semanas en que los bancos decidirían si traspasaban sus activos inmobiliarios, pero finalmente será obligatorio. La ventaja del traspaso de los activos problemáticos es que si los bancos, en su carrera por sanear estos activos tóxicos que rondan los 180.000 millones, son incapaces de hacerlo por sí solos, podrán ser ayudados si tienen un socio en la nueva entidad.

Esta sociedad se hará cargo, en principio, de todos los activos inmobiliarios tóxicos, es decir los que ya entraron en mora o tienen riesgo de hacerlo y los adjudicados, y deberá ir haciéndose cargo de los créditos del “ladrillo sano” que pasen a ser problemáticos. Además, con el fin de agilizar la venta de los activos tóxicos, la sociedad deberá colocar anualmente al menos un 5 % de ellos a un tercero para que el banco que los aportó se desvincule de ese lastre.

En el caso de las entidades con ayudas públicas, la desinversión será mucho más acelerada, ya que el borrador da un plazo máximo de 3 años para que la sociedad inmobiliaria quede fuera del perímetro de consolidación del banco. Y para hacer el traspaso se tendrá en cuenta el valor razonable de cada activo y si no estuviera disponible, se recurrirá al valor contable una vez deducidas las provisiones que el banco haya hecho.

Bankia, Rato y el futuro de MAFO

En la rueda de prensa no podían faltar las menciones a la nacionalización de BFA-Bankia, que se ha producido esta semana. Luis de Guindos, ha asegurado que la decisión de Rodrigo Rato de abandonar la presidencia de la entidad y de proponer como su sustituto a José Ignacio Goirigolzarri, ha sido “personal”. El ministro ha aprovechado para expresar su profundo aprecio por Rato, a cuyo equipo perteneció cuando era vicepresidente económico con José María Aznar, y le ha calificado como “el mejor ministro de Economía de la democracia”. Y ha lanzado un nuevo mensaje de tranquilidad sobre la situación de Bankia, que ha descrito como “absolutamente solvente” y a la que ha garantizado todo el respaldo del Estado español, por lo que sus ahorradores deben estar “absolutamente tranquilos”.

Sobre el futuro del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, a cuyos fallos de supervisión de atribuyen buena parte de los problemas que han desencadenado la crisis de Bankia, la vicepresidenta Sáenz de Santamaría ha recordado que su mandato está a punto de expirar. Y ha confirmado que será entonces, el 12 de julio, cuando el Gobierno proceda a nombrar un sustituto.

Mas sobre esta noticia :aqui

PUBLICIDAD

No Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies